Archivos Mensuales: mayo 2013

Mad about you (I Puritani)

Poster I Puritani

Seamos sinceros: no conoces esta ópera. Seamos sinceros: yo tampoco la conocía hace un año. O bien sí la conocía porque Bellini y blablablá y su gran melodramatismo y blablablá y que la estrenó en París y lo ayudó Rossini y recontrablablablá, pero… “Una historia de amor durante la guerra civil escocesa del siglo XVII. El drama de la puritana Elvira y el realista Arturo” no es un eslogan que venda muy bien una ópera, ¿no? ¡MUY MAL PUES! Yo tendría que haberla escuchado antes… ¿Acaso no leí “la muy triste historia de amor de dos adolescentes italianos hijos de familias rivales”? ¿Acaso no leí “la increíble historia del hijo del difunto rey de Dinamarca y su enajenada novia”? ¿A dónde quiero llegar? Pues en verdad quisiera llegar a mi café favorito y pedir un capuchino y una galleta con chocochips, pero como hoy no puedo me bastaría con llegar a dejar claro que el “dónde” y el “cuándo” de un argumento, sea de una obra de teatro como las que mencioné de Shakespeare o de una ópera de Vincenzo Bellini o de cualquier otro compositor sirven solo de andamiaje para sostener el verso y la música y en eso nos deberíamos fijar.
Dicho esto, y luego de prometer nunca más dejar de escuchar una ópera solo porque me parece que el dónde y el cuándo no me cuadran, pasemos a resumir el argumento.

Los puritanos partidarios de Cromwell le están ganando a los realistas de Estuardo y están seguros que la guerra civil terminará a su favor. Uno de los puritanos es Sir Ricardo Forth, quien pretende a Elvira, la hija del gobernador de la región, Lord Walton. Ricardo le hace saber a Lord Walton sus intenciones de matrimonio con Elvira (espero que haya hablado antes con ella…) pero este, elegante y cortésmente, se hace el loco y driblea a Sir Forth quien, desconsolado, canta. (Me encanta la ópera… Hoy por hoy, cuando la gente tiene penas de amor, arma un escándalo por un pote de mayonesa. .)
Por otro lado –siempre hay otro lado- Elvira escucha a su tío Sir George, quien le cuenta que convenció a su padre para que no la obligue a aceptar a Sir Ricardo como esposo. Esto porque Elvira está enamorada del realista Lord Arturo (conflicto tipo Montesco-Capuleto, ¿vieron?) quien precisamente está llegando al castillo trayendo muchos regalos, entre ellos un velo de matrimonio para Elvira.
Poco después Arturo se entera que en el castillo  tienen prisionera a Enriqueta de Francia, viuda del rey Carlos I y que seguirá su mismo camino (para más información histórica consulte Wikipedia, gracias). Arturo, que es fiel a la causa, decide rescatarla aunque con eso ponga en riesgo su amor, entonces hace que Enriqueta se cubra con el velo que había traído para Elvira y los guardias, confundiéndola con esta, la dejan salir. Cuando todo se descubre Elvira cree que Arturo la ha engañado con otra mujer e instantáneamente se vuelve loca y los puritanos juran vengar lo que creen es una bajeza de Arturo.

Más adelante en el tiempo (como un acto después, más o menos) anuncian los pregones que el parlamento ha condenado a muerte a Lord Arturo por ayudar a la reina Enriqueta a escapar, todo esto mientras la loca Elvira canta una melodía que le recuerda a su ex novio.
Mientras tanto el tío George le solicita a Sir Ricardo que interceda a favor de Arturo para conseguir su perdón. El buenazo de Ricardo, a pesar de tratarse de su rival de amores, promete interceder por Arturo siempre y cuando él se presente desarmado y reniegue de sus ideales realistas. Entonces Ricardo y George reafirman su lealtad puritana cantando un dúo. (Me encanta la ópera… Ahora lo harían tomando dos cervezas.)

Arturo, perseguido por sus enemigos, decide abandonar Inglaterra, pero antes quiere ver por última vez a su amada Elvira, por eso merodea por los jardines del castillo con la esperanza de que ella se asome al balcón de su dormitorio y lo vea pasar, o algo así.
Fue algo así nomás, porque Elvira pasea por los jardines, se encuentra de golpe con Arturo y se vuelve loca de alegría; pero como ya estaba loca entonces se vuelve cuerda de alegría. Y ahora ¿qué creen? Sí: canta. (Me encanta la ópera… Ahora seguro publicaría algo en su muro de Facebook.) Sin embargo en ese momento suenan los tambores de la tropa que se acerca y Elvira se asusta tanto por el peligro que corre Arturo que otra vez se vuelve loca. (“Es complicado” diría su muro de Facebook.)
Los soldados puritanos capturan a Arturo y siguiendo las órdenes del parlamento se alistan para ejecutarlo. En ese preciso momento llega un mensajero con la noticia, dictada por Cromwell, de la derrota total de los realistas y del indulto para todos los prisioneros de guerra. Elvira, viendo definitivamente libre a Arturo, se vuelve definitivamente cuerda. Bueno, eso dicen…

Y ahora algunos pasajes musicales; ni mayonesa ni cerveza ni Facebook, solo música.

Del primer acto “A te o cara” por Juan Diego Flórez como Arturo.

_________

Todavía del primer acto “Son vergin vezzosa“.

_________

Del  acto segundo, Anna Netrebko “Vien, diletto, e in ciel la luna“.

_________

Escena de la locura, también del acto segundo.

_________

El dúo de Giorgio y Ricardo.

_________

Del tercer acto ”Credeasi, misera”.

_________

Entonces y como siempre, si quieren comentar, corregir o colaborar comuníquense conmigo (hasta acá la aliteración que ya está muy forzada) sea aquí mismo o por mi cuenta en Twitter Malfitan0. Si quieren leer en orden o entender por qué escribo este blog comiencen leyendo por acá.

Mientras espero a que eso suceda caminaré por debajo de un balcón y luego permaneceré parado en la esquina escuchando ópera.

Anuncios