Archivos Mensuales: diciembre 2012

Otra vez…

Hola. Dejé pasar un tiempo. Fue un año entero escribiendo aquí. Veinticuatro entradas. Veinticuatro óperas diferentes en un año, más de lo que pensé que escribiría. Algunas entradas estuvieron bien, otras no tanto, pero es lo que hay. Después de todo la idea era tratar de quitarle a la ópera el traje y el vestido largo (algunos siguen yendo así a la ópera, aunque sea un sábado al mediodía en un cine) y ponerle jeans y zapatillas mientras la escuchamos en una esquina con audífonos con diseño de calavera. Sin embargo había que hacer una pausa y ver si valía la pena seguir y cómo  seguir y qué cambiar –mejorar no sé si sepa-. Y bueno, estoy escribiendo, así que parece que seguimos.

La segunda temporada de “Parado…” comienza acá, pero con algunos cambios. En primer lugar espero poder escribir más frecuentemente o por lo menos con una mayor regularidad. Ni todas las semanas ni cada dos meses. Veremos. Las entradas serán más cortas, más resumidos los argumentos; después de todo existe Wikipedia. Entras acá, le das una mirada y si quieres saber más consultas la Wiki. Lo mismo con los videos. Tres o cuatro (alguno más si justifica) y para el resto Youtube o cualquier otro servidor de videos. También espero que ustedes aporten, sugieran y pidan. Eso ya lo hice en la primera temporada y tuve algún éxito; solo espero que aumente. Todavía sigo esperando tres artículos que me ofrecieron…  Seguro este año 😀
Bueno, eso. Arrancamos con “Parado en la esquina escuchando ópera” … todavía.

Sansón y Dalila

Para esta primera entrada me estuve guardando “Sansón y Dalila” de Camille Saint-Saënz, ópera en tres actos basada aunque cueste creerlo en el drama de Shakespeare “Romeo y Julieta”.
Esta ópera fue estrenada en el año 1877 y cabe mencionar como dato relevante que lo de arriba fue un chiste porque obviamente está basada en la historia bíblica de Sansón y Dalila y cualquiera que haya leído antes “Parado…” tiene que haberse dado cuenta de la broma.
Seguimos. Siendo la única obra de CSS que se representa regularmente es curioso que dos de sus arias sean muy conocidas. Las dos de la mezzo.
Basada en la biblia sí, pero no deja de ser una historia de amor y sacrificio. ¿Hará falta que resuma el argumento?¿No lo conocerá todo el mundo ya?¿No lo habrán visto aunque sea en TV en esos especiales de semana santa? De cualquier manera y para seguir con la tradición de “Parado…” vamos a resumirlo.

Sansón era el lider del pueblo elegido:  Alto, inteligente, buena gente, simpático y con una gran fuerza espiritual y física, pero con una vulnerabilidad para que recordase siempre que era un humano: la fuerza venía de su cabello y si lo perdía o si se lo cortaba también perdería su fuerza. ¿Han visto acaso alguna peluquería que se llame “Sansón”? Piénsenlo…
En eso conoce a Dalila, una hermosa filistea a quien el sumo sacerdote de su pueblo le había encomendado la misión de enamorar a Sansón para averiguar el secreto de su poder y así poder derrotarlo. Lo que sigue se lo imaginan aunque nunca hayan oído la historia: Sansón se enamora de Dalila y le cuenta su secreto. Ella entonces, una noche, le corta a Sansón el cabello y lo entrega a los soldados. Entrega a Sansón, no el cabello; que yo sepa no había negocios de pelucas en esa zona. Sansón ya debilitado es tomado prisionero, le son arrancados los ojos y es encadenado como si fuera un esclavo para escarnecerlo.

Sansón se lamenta, arrepentido de su debilidad, mientras es vilipendiado por su pueblo. Durante una ceremonia en el templo de Dagón, dios de los filisteos, Sansón implora al cielo que le devuelva su fuerza sobrehumana a fin de poder sacrificar su vida en nombre del señor. Como al señor estos finales aparatosos parece que le gustan,  la fuerza le es devuelta y Sansón derriba las columnas del templo muriendo él con todos los filisteos. Y Dalila. Y los peluqueros.

Esa es la historia de Sansón y Dalila. Con así de poquito se arma un relato bíblico, ¿ven? Y también una ópera, ya que estamos… Vamos con unos videos para cerrar.

———

Aquí Elina Garanca en concierto canta el aria “Mon coeur s’ouvre à ta voix” el aria más conocida.

———

La misma aria por Shirley Verret, en este caso durante una representación

———

María Callas canta “Printemps qui commence” la otra aria famosa de la ópera.

———

José Carreras canta “Vois ma misère, hélas!”

———

Regalo final: Placido Domingo y Olga Borodina en el Metropolitan Opera de NY. Completa.

———

ADDENDA

@capricho_x me dice que «no es “Sansón y Dalila” si no hay “Danza Bacanal”» así que aquí la agrego. (Gracias por el aporte :-D)

———

Y eso es  todo. Breve y directo. La ópera no necesita que yo la adorne, solo que la exponga.

Como siempre si quieren leer más comiencen acá y si quieren comentar, aportar o pedir escriban aquí mismo o búsquenme como @Malfitan0 en Twitter.

Mientras veo cómo me crece el pelo voy a estar aquí, parado en la esquina escuchando ópera… todavía.

Anuncios