Cuando escuches ¡pum! te dejas caer (Tosca)

Hace unos días mi amigo Daniel Ágreda (ya les he hablado de él) me retó a ver este vídeo de Rufus Wainwright (yo veo y escucho todo) y a identificar a las cinco protagonistas de óperas que en él se parodiaban. Al grito de ¡Calíopeeee! me lancé a la aventura confiado en mis armas, que resultaron estar algo oxidadas pues no logré identificar a dos de ellas, una de las cuales ya hemos mencionado en este blog. Que sirva esta entrada para escribir sobre la otra y tratar de limpiar mis culpas. Estamos hablando de Tosca, de Puccini, que se estrenó en el 1900. Un dato importante sobre esta ópera es que todos los demás datos biográficos los voy a ignorar como siempre, porque ya saben que este blog va de iniciación y no de dármelas de erudito. Además para eso está la Wikipedia que tan bien lo hace y tan gratis. Vamos directamente al argumento. La acción transcurre en Roma en el 1800 mientras Napoleón hacía de las suyas.

Angelotti, excónsul de Roma, escapa de la cárcel y va a refugiarse a la capilla donde su familia tiene un panteón, tal como le ha sugerido su hermana la marquesa Attavanti, porque allí encontrará ropa para poder huir de Roma. Lo que encuentra Angelotti es al pintor Cavaradossi, quien está pintando el cuadro de una Magdalena sospechosamente parecida a una dama de la sociedad, aunque él solo tiene ojos y oídos para Floria Tosca, su querida actriz y cantante. Cavaradossi decide ayudar a escapar al excónsul quien se esconde ante la llegada de Tosca que ha venido a la capilla para montarle una tremenda escena de celos al pintor pues ha reconocido en la Magdalena a la marquesa Attavanti. Sí, la hermana del excónsul. Cavaradossi logra calmarla y ella se marcha, entonces le ofrece a Angelotti llevarlo personalmente a su casa de campo para que se refugie allí hasta que logre escapar de Roma. Entra el sacristán a hablar con el pintor pero no lo encuentra, y es interrumpido por Scarpia, el jefe de policía quien busca a Angelotti. Tras observar el panteón de los Attavanti como un experto de C.S.I. concluye que Angelotti ha sido ayudado a fugarse porque encuentra un abanico que pertenece a la marquesa. Una prueba irrrefutable. Así. Con tres “r”.  Regresa Tosca buscando a su chico y Scarpia le sugiere que el pintor se ha fugado con la marquesa, entonces Tosca monta en celos (Celos es un caballo que está presente en casi todas las óperas) y parte a buscar a su amante a la casa de campo para sorprenderlo con las manos en la marquesa. En la masa. Con las manos en la masa.
Scarpia ordena a Spoletta, un subordinado, que la siga ya que así encontrará a Angelotti, mientras que confiesa que además de capturar al fugitivo lo que quiere es quedarse con Tosca.

Ya en su oficina Scarpia medita sobre la búsqueda de Angelotti y lo que siente por Tosca. Estando en eso se presenta Spoletta quien le dice que no pudieron capturar al excónsul pero sí al pintor. Entonces Scarpia lo interroga para obtener información pero ante la negativa de Cavaradossi comienza a torturarlo. Horrorizada por los gritos de su amado ingresa Tosca y confiesa el lugar donde se esconde Angelotti. En ese momento un emisario entra a la oficina para informar que Napoleón ha sido derrotado y Cavaradossi  se emociona ante el inminente fin de la tiranía. Scarpia también se emociona y ordena la ejecución del pintor.
Scarpia y Tosca quedan solos y el oficial le ofrece a la cantante salvar al pintor si ella cede a sus oscuros deseos. Angustiada Tosca termina aceptando pero le pide a cambio un salvoconducto para que ella pueda huir de la ciudad con su amado. Scarpia finge estar de acuerdo y da ordenes falsas a Spoletta para simular la ejecución de Cavaradossi. Spoletta entiende perfectamente el juego de Scarpia y se retira. Cuando el oficial trata de hacer efectiva su parte del trato (o sea…) Tosca le clava un cuchillo en el pecho, toma el salvoconducto y huye no sin antes dejar dos candelabros y una cruz junto al cadáver. Piadosa mujer.

Al amanecer se prepara la ejecución de Cavaradossi. Tosca logra acercarse a él para mostrarle el salvoconducto y explicarle el supuesto acuerdo con el difunto Scarpia y le sugiere actuar con naturalidad cuando lo ejecuten. El pelotón se prepara, apunta y dispara contra el reo quien cae muerto con gran naturalidad. Cuando los soldados se retiran Tosca se acerca al pintor para ayudarlo a levantarse y emprender la fuga y se da cuenta al fin de la falsedad del acuerdo con Scarpia. En eso se oyen voces que se acercan pues ya se ha encontrado el cuerpo del oficial en su oficina y ella, antes de ser capturada, con su amante muerto y un asesinato a cuestas, sube a la muralla del castillo y se lanza al vacío.

Y todos salimos en silencio y en puntas de pie del teatro abrumados por lo fuerte de esta ópera.

Vamos con los enlaces. Los títulos de las piezas, cuando los hay, están en italiano.

“Recondita Armonia” cuando Mario Cavaradossi compara a su amada con el cuadro de la Magdalena que está pintando.

———

El dúo de los celos de Tosca al ver el cuadro que ha pintado Cavaradossi (en una versión cinematográfica)

———

Scarpia ordena seguir a Tosca para encontrar a Angelotti y declara lo que siente por ella

———

“Vissi d’arte” canta Tosca cuando debe decidir qué hacer para salvar a Mario.

———

Cavaradossi canta “E lucevan le stelle” antes de ser llevado hacia el lugar donde lo ejecutarán.

———

Si decides leer todas las entradas del blog deberías comenzar por acá y si deseas opinar, comentar o pedir algo, hazlo aquí mismo o búscame en Twitter como Malfitan0. Yo voy a terminar de tomar el frappucino que me acompañó mientras escribía esta entrada, porque con el calor tardío que todavía aplasta a Lima, ni loco que voy a estar parado en la esquina escuchando ópera.

Anuncios

Publicado el 18 de abril de 2012 en Ópera y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Sandro, aún cuando te parezca que hoy no estabas tan inspirado como otras veces (que es la sensación que me has transmitido en twitter) te digo que me has hecho pasar un buen rato, je, je. Destaco algunos momentos del post que me han parecido estelares: “…(Celos es un caballo que está presente en casi todas las óperas)…” “…para sorprenderlo con las manos en la marquesa. En la masa. Con las manos en la masa…” Je, je.

    Además de tu sentido del humor, otras de las cosas en ti que me causa una envidia sana es tu gran capacidad de síntesis. Olé, por contarlo todo de una historia tan compleja en poco espacio. Conciso y completo. ¡Ole!

    En cuanto a los fragmentos musicales, a Jonas Kauffman no le había escuchado cantando “Tosca” pero esa voz tan poderosa que tiene le va genial al personaje. Muy buena primera elección. La escena de celos, interpretada con mucha viveza, tiene el aliciente añadido de la relación de ambos en la vida real; no sé cómo será la Gheorghiu en la vida real, pero aquí ¡vaya si se mete en la piel de una mujer celosa!

    A Sherrill Milnes le había visto en “Aida” y en “La fanciulla del West” y en alguna otra más, pero no en “Tosca”; me gusta la interpretación que hace aquí de Scarpia porque, dentro de la contención que, a la fuerza, ha de tener el personaje debido a que está en una iglesia, transmite toda la bilis que le hierve dentro, tan sólo con miradas, con leves gestos, sin aspavientos.

    Maria Callas, la “Tosca” por excelencia. Confieso aquí que no supe apreciar a Maria Callas debidamente hasta que la escuché en una conferencia previa a una representación de Tosca en el Teatro Real de Madrid. El conferenciante puso un trocito de la famosa grabación del segundo acto de Tosca con la Callas y Gobbi, justo cuando le “abre en canal” y… fue algo tremendo, porque cuando terminó el fragmento, absolutamente todos los que asistíamos a la conferencia nos pusimos a aplaudir como locos ¡a una grabación!

    ¿Y Plácido Domingo? ¡Qué decir de su Mario Cavaradossi que no se haya dicho ya! Debe de tener un récord de interpretaciones de este personaje, que le va a la medida.

    Sandro, desde aquí vuelvo a darte las gracias, una vez más, por la bella contribución que haces a la difusión de la ópera con tu maravilloso blog, más que recomendable para cualquiera que quiera cogerle el gustillo a esto de la lírica.

    Un fuerte abrazo desde España, querido amigo.

    Margherita.

    • Gracias nuevamente. Algunas veces resulta más difícil que otras escribir y uno siente que solo está usando el oficio para lograrlo. O pasa también que no sabes hasta dónde trivializar un tema oscuro. En fin, gracias. Un abrazo desde el tardío calor de Lima. 🙂

  2. Excelente lo que nos cuentas Sandro´, más aún si dentro de mis óperas favoritas ( casi todas las de Puccini, ya que me identifico con este gran compositor , aún cuando en las partituras les ponga trabas a los tenores, como en ” Recondita Armonía” y ” Che gelida manina) está TOSCA por una razón muy especial: FUE LA PRIMERA ÓPERA QUE TUVE LA SUERTE DE PRESENCIAR EN PALCO, EN EL TEATRO MUNICIPAL ALLÁ EN EL AÑO 1987, cuando actuaban como Cavaradossi el gran tenor Liborio Simonella y como Scarpia el gran Ricardo Yost!! qué elenco!! y como Tosca Isabel Jimenez de Cisneros. http://www.youtube.com/watch?v=megCriFqzyY

    Sandro, excelente tu blog. FELICITACIONES

  1. Pingback: Los jardineros musculosos no son un invento del cine XXX (Katerina Izmailova) « Parado en la esquina escuchando ópera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: